Como toda Maresía este departamento, se encuentra sobre un médano, en la playa.
A mi me gusta especialmente este departamento porque tiene algo de pequeño refugio.
Desde la ventana donde esta el silloncito celeste al igual que desde la ducha se puede ver el mar.
Por las ventanas se ven las copas de las acacias y una madreselva trepa por la baranda de la escalera.